Propuesta 126 – Ley de Protección a los Contribuyentes de Arizona – Sometida a Votación por Iniciativa Ciudadana

¿Qué contiene esta medida electoral? Propuesta 126 La Ley de Protección a los Contribuyentes de Arizona propone enmendar la Constitución de Arizona para prohibir que los gobiernos estatales y locales impongan nuevos impuestos sobre “servicios” o aumenten impuestos existentes sobre “servicios”.


Antecedentes: Arizona no impone un verdadero impuesto sobre las ventas a empresas o individuos, sino más bien un impuesto de privilegio de transacción (TPT). Un TPT difiere de un verdadero impuesto de ventas porque se impone al comerciante, en lugar de al comprador. Este tipo de impuesto se transfiere al comprador como un “impuesto de venta”. Algunas empresas como el comercio, construcción, servicios profesionales, y restaurantes están obligados a pagar estos impuestos. Bajo la ley actual, una porción de impuesto estatal TPT es distribuido a ciudades y condados y es una fuente importante del ingreso de gobiernos locales.

La mayoría de las empresas que ofrecen servicios (con excepción de servicios públicos, telecomunicaciones, hospedaje) no están obligados a pagar el TPT, aún si no existe una definición formal de lo que constituye un “servicio” en la ley estatal. El Departamento de Rentas ha considerado la atención médica, educación, finanzas y cuidado personal como “servicios” al evaluar las pérdidas potenciales en ingreso tributario por no imponer un impuesto.


Provisiones:

  • El estado, los condados, las ciudades, y otros gobiernos locales no podían aumentar ninguna tarifa de impuesto actual que sea aplicada a los servicios a partir de diciembre 2017, y no podrían agregar impuestos nuevos sobre servicios. La enmienda se atribuye a todos los gobiernos locales incluyendo las ciudades con estatuto independiente.

Impacto Fiscal:

No hay forma de proyectar la suma total de ingresos que se perderían a los gobiernos estatales y locales debido a esta medida electoral, ya que en la actualidad no hay ninguna medida sometida a votación con suficiente detalle sobre qué servicios serían gravados y a qué cuota. Sin embargo, en el 2017 el Departamento de Rentas proyectó que el estado podría dejar de recibir $5.2 billones por no gravar los servicios. Además, el estado actualmente está imponiendo impuestos de ventas en algunas empresas que podrían considerarse servicios (por ejemplo, servicios públicos, telecomunicaciones, hospedaje). Es incierto cómo estas empresas se verían impactadas por la Prop 126.


Los Partidiarios Dicen:

  • Los impuestos de ventas sobre servicios son regresivos y afectarían principalmente a familias de ingresos bajos y medianos (incluyendo a personas jubiladas, los discapacitados y otros con rentas fijas). Casi es imposible que las familias dejen de usar servicios como lo son corte de cabello, servicios médicos, cuidado para menores, servicios veterinarios, reparación de automóviles, etc.
  • El impuesto sobre servicios hace que Arizona sea menos atractivo para el reclutamiento empresarial. Una baja tributación a permitido que Arizona mantenga una ventaja competitiva sobre otros estados, creando más oportunidades para empleo.
  • La Prop 126 conservaría el estado actual de impuestos sobre servicios-así que no habría impacto sobre el comercio y consumidores en Arizona.

Los Oponentes Dicen:

  • El estado se enfrenta a un reto importante de ingresos públicos. Los funcionarios electos y legisladores requieren de flexibilidad para evaluar las opciones de ingresos públicos para poder satisfacer las necesidades de nuestro estado, condados y ciudades. Por lo tanto, la política tributaria no debe ser regida por la Constitución, la cual es muy complicada y conlleva mucho tiempo para cambiar. La política tributaria debe ser creada por las leyes.
  • Arizona ya cuenta con medidas preventivas adecuadas para evitar que se apresure a imponer impuestos de ventas sobre servicios. Aumentar los impuestos requiere un voto de dos tercios de ambas cámaras de la legislatura y la firma del gobernador O que sea enviada a los votantes una referencia legislativa o iniciativa ciudadana.
  • Cuando el gobierno decide que ciertas empresas no necesitan pagar impuestos por ningún motivo, muy a menudo los ganadores y perdedores son elegidos en base a su poder e influencia política.
  • Nuestra economía moderna se está convirtiendo en una economía basada en servicios, lo cual significa que hay cada vez menos “bienes” para gravar. Así que, al menos que permitamos la posibilidad de imponer impuestos en algunas categorías de servicios para recaudar ingresos adicionales mientras que los impuestos de venta sobre “bienes” disminuyen, los gobiernos no contarán con los recursos para proveer muchos de los servicios que damos por hecho como el transporte, seguridad pública, combatir incendios, educación pública, etc.
  • Al imponer impuestos en algunos servicios, será posible reducir la tasa de impuestos a las ventas del estado. De lo contrario, habrá siempre un aumento en la tasa de impuestos sobre los bienes básicos mientras que los servicios disponibles a las familias de clase media y trabajadores serán eliminados.
  • Esta enmienda está siendo financiada principalmente por una asociación de agentes de bienes raíces que pretenden obtener una exención permanente de impuesto tributario perjudicando a todos los demás.

A Favor:

  • Citizens for Fair Tax Policy
  • Arizona Retailers Association
  • National Federation of Independent Businesses

En Contra:

  • Grand Canyon Institute
  • Arizona Chapter, Americans for Prosperity